Amor y amistad \ Sin categoría

Amor y amistadTarde o temprano la mujer puede encontrarse con que su mejor amigo, a quien conoce desde hace mucho tiempo, se le manifiesta una simpatía más que amistosa. El hombre ya no se siente satisfecho con sólo unas simples charlas o con pasar el tiempo juntos. O al contrario, es la mujer la que empieza a sentir algo más que una simple amistad. De repente se da cuenta de que la amistad y el amor son conceptos incompatibles, que hace falta elegir entre ellos o renunciar a las dos cosas. Pero sigue insistiendo que ese amigo es muy bueno, que no encontrará a nadie mejor, que sólo él puede hacerla feliz porque la entiende mejor que nadie, siempre la apoya en los momentos difíciles y la trata muy bien. De ahí surge la pregunta si merece la pena mezclar los conceptos de la amistad y el amor y si es posible convertir el primero en el segundo.

Una simpatía mutua

Para merecer la simpatía del hombre es necesario demostrar que la amistad y el amor no son sólo palabras para ti. La mujer debe saber cómo manifestar su actitud hacia el hombre que le atrae. La mujer tiene un gran número de ventajas. Es que es precisamente ella quien conoce todos los méritos y los defectos de este hombre. Es por eso que en esta situación es necesario utilizar correctamente esta información. Y si añades un poco de tu encanto femenino, ten por seguro que la relación al fin y al cabo llegará a ser amorosa.

Manifestación del interés

El objetivo de la mujer es conseguir el amor del hombre. Por lo tanto es necesario manifestar un sincero interés hacia su vida. Podrías intentar averiguar alguna información sobre su pasado y sus relaciones anteriores. Pero ten cuidado, tienes que mostrarte tranquila y no caer en la trampa de los celos  aunque no te gusten los detalles que has conocido. Debes ser consciente de que estas relaciones pertenecen al pasado y ahora mismo le gusta pasar el tiempo contigo. Si estás segura de que el hombre ya es bastante maduro para una relación seria puedes plantearle esta cuestión sin miedo.

Una persona íntima

La amistad y el amor te han ayudado a entender que el hombre es una persona verdaderamente íntima. Siempre ha estado a tu lado, apoyándote en los momentos difíciles. Por supuesto, después de que surja el enamoramiento, también surge el deseo de pasar con la persona amada el máximo tiempo posible, compartiendo todo lo que os ha pasado durante el día, etc. Pero no exageres, ya que un comportamiento así puede asustar al hombre.

Desaparición del amor

Antes de emprender estas acciones tienes que preguntarte si podrás conservar el amor después de que el hombre se rinda. El enamoramiento podría esfumarse y todo resultará en vano. Pero también puede ser que has tomado una decisión correcta y nunca te arrepentirás.

Una pasión desenfrenada

Es normal que el amor no pueda existir sin la pasión. Pero tarde o temprano este período también pasará y entonces os veréis obligados a recordar que antes de enrollaros habéis sido amigos. Pero esto tampoco ha sucedido sin razón. Por lo visto os habéis sentido estrechamente conectados emocionalmente.

Entradas sobre el tema:

04.11.11 09:34 autor: admin
comentarios: 0
RSS ¿Te ha gustado esta entrada? Suscríbete a nuestras actualizaciones.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos, están marcados *

*


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>