La traición \ Sin categoría

La traiciónLa traición en el amor y en la amistad es un tema eterno. La traición en sí misma es dolorosa, y más aún, porque en la mayoría de los casos, nos llega de las personas que más amamos, ya sea un amigo, una amiga, el esposo o de las dos partes. No nos enseñaron a traicionar ni a ser traicionados, aun así enfrentamos la traición. Y es que resulta muy doloroso. ¿Pero por qué existen la traición y la infidelidad, para qué traicionamos a nuestros seres queridos? La traición en el amor lleva al sufrimiento. No obstante, sufre tanto el que ha sido traicionado como el que traicionó. La traición, el pecado más grave para Dante Alighieri, el autor de la Divina Comedia, se castiga con bajar a la persona al último círculo del infierno.

Los hombres no traicionan

Para las mujeres una separación es la traición en el amor y para los hombres la traición es la infidelidad. El hombre es incapaz de una traición cruel sin arrepentimiento ni remordimientos. El hombre puede dejar de amar y como consecuencia llegar a ser infiel, pero jamás traicionaría a una mujer querida. Así piensan de sí mismos los representantes del sexo fuerte. Una opinión presuntuosa, ¿no os parece?

La traición como instinto

La traición es algo natural, propio de la naturaleza animal. La traición en el amor es una manera de sobrevivir por medio de la selección natural. La mujer traiciona porque ha encontrado a un “macho” más seguro y más confiable, que será capaz de defender a sus hijos y protegerla a ella de todas las desgracias de la vida. Este rasgo del carácter femenino los hombres lo llaman astucia. La traición es un medio de protección, es un arma. Y los hombres traicionan porque sienten que han quedado atrapados en una jaula de oro, porque presienten que les van a limitar su libertad.

La traición en la amistad

La mayoría tenemos la suerte de contar con amigos que nos apoyan, que nos quieren y en los que podemos confiar. Una traición acontece cuando un amigo, con el que contabas para que te apoyara destruye de alguna manera tu confianza. Puede que haya contado uno de tus secretos o mentido sobre ti, puede haberse interpuesto en tus otras relaciones personales o incluso haber hecho que te despidan. Es posible que no te haya ayudado cuando más lo necesitabas o se haya acostado con tu pareja o cónyuge. Pero, ¿era esa persona realmente tu amigo? ¿De verdad podría un amigo hacer estas cosas?

La traición en la amistad es un tema del que muy pocos quieren hablar abiertamente, pero que casi todos hemos vivido de cerca. Perdonar o no la traición depende de varios factores, por ejemplo de si era grave la traición y de si era grande el cariño en la amistad.  Porque cuanto más grande es ese cariño, más grande es la decepción que causa y más difícil es recuperarse. La traición por más que el tiempo pase deja una cicatriz y aunque se perdone, queda latente el temor que pueda volver a traicionar nuestra confianza.

Una traición grave que proviene de alguien muy querido, se puede perdonar, si en realidad esa persona demuestra que está arrepentida. Lo malo es cuando a pesar del daño que te ha causado, no es capaz siquiera de dar una sincera disculpa y de aceptar que ha fallado. En ese caso, no existe la posibilidad de perdonar, ni de olvidar… y ¿para qué si tampoco merece la pena?

Entradas sobre el tema:

07.12.11 07:44 autor: admin
comentarios: 0
RSS ¿Te ha gustado esta entrada? Suscríbete a nuestras actualizaciones.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos, están marcados *

*


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>