Mentiras femeninas \ Sin categoría

Mentiras femeninas Toda mujer guarda un montón de secretos de los que no siempre tienen que enterarse sus parejas. Por lo tanto, muchas mujeres prefieren mentir.

Existen los siguientes tipos de mentiras femeninas:

Casi todas las mujeres no les cuentan a sus medias naranjas el número de antiguos amantes que han tenido antes de conocer o casarse con ellos. Es muy frecuente la situación cuando los hombres oyen las siguientes frases: “Te juro que fuiste el primero” o “Sólo he tenido una pareja sexual antes de conocerte”. Es una mentira femenina clásica, la más difundida en las relaciones de pareja, que a pesar de todo tiene sus premisas. Si suponemos que la mujer le va a contar a su pareja que ha tenido relaciones sexuales con 20 o más hombres, resultará un poco difícil pronosticar el desarrollo de su relación en el futuro. Existe una posibilidad muy real de que tal confesión borre el futuro común de esta pareja. Aunque el hombre haga como que no le importa, igual estará afectado y antes o después surgirán broncas entre ellos. No es sorprendente que a las mujeres les resulte mucho menos complicado mentir.

Pese a que los tiempos han cambiado y la mujer ha ganado mucho terreno y ya no se espera que llegue casta y pura al matrimonio, aún está mal visto socialmente, que tenga un largo historial de parejas sexuales. Esto explica que, aproximadamente, un 30% de las mujeres encuestadas afirmen que han mentido alguna vez respecto de este tema.

Casi toda la población femenina del planeta al menos una vez en su vida ha fingido un orgasmo. Las principales razones de esta mentira consisten en que las mujeres no quieren decepcionar a sus parejas, pues muchos hombres se obsesionan con los orgasmos femeninos. Esta mentira puede ayudar de verdad a un hombre, al menos evitará la aparición de complejos en la esfera sexual. Es bien conocido que la autoestima del hombre desciende bruscamente si aparece cualquier motivo para dudar en sus capacidades sexuales.

Es sorprendente que en la mayoría de los casos las mujeres mientan para que sus parejas no duden de su valor como hombres. Los hombres no siempre saben diferenciar si las mujeres son sinceras o están fingiendo. En realidad, las mujeres suelen ser más críticas consigo mismas. La mayoría de ellas tienen una gran cantidad de complejos infundados, por eso se dan cuenta mejor que nadie de que alagar a los hombres es la mejor manera para estimularles y hacerles más seguros. Además, casi todos los hombres creen en lo que les dicen las mujeres, aunque al piropo le falte el fundamento.

Está comprobado que si una mujer se pone a hablar mucho con sus amigas sobre las virtudes de su marido, significa que hay serios problemas  en su matrimonio. Y si, en cambio, está descontenta por algo, entonces todo está bien. Los hombres son diferentes. No suelen discutir con sus amigos las cualidades de sus parejas para no darle a nadie el motivo para dudar de que su mujer es la mejor. Aunque en realidad haya problemas en su relación.

Para alcanzar la felicidad en la vida familiar todos recurren a diferentes subterfugios. Lo importante es recordar que a veces una amarga verdad es mucho mejor que una dulce mentira y todo lo recóndito sale a la luz.

Entradas sobre el tema:

26.01.12 10:14 autor: admin
comentarios: 0
RSS ¿Te ha gustado esta entrada? Suscríbete a nuestras actualizaciones.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos, están marcados *

*


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>