Separación sin conflictos \ Sin categoría

Separación sin conflictosNo siempre las relaciones duran “hasta que la muerte nos separe”. Tras un período de tiempo muchas parejas se separan por varios motivos, como el aburrimiento, la rutina, el engaño, etc. Las separaciones suelen ser difíciles pero necesarias y no siempre implican un trauma. Las separaciones son parte de nuestra vida, en muchos casos son necesarias para protegernos  de muchas cosas, así que por duro que sea se deben afrontar.

Del amor al odio hay un sólo paso…

Desde la infancia los padres nos enseñan a lavarnos las manos antes de comer, a dar las gracias si nos están haciendo un favor, a ser educados y benévolos. Pero nadie nos puede enseñar cómo separarnos correctamente, sin traumas ni conflictos. La forma natural es acabar odiando a la persona que quieres. Así es como somos capaces de sobrellevar una ruptura. Una relación puede ser maravillosa, pero esta no era la tuya. Pero por más que quiera (y vaya que existen motivos) a veces es muy difícl odiar a esa persona. Te obligas a pensar mal de él, intentas encontrar todos los defectos posibles e imposibles, le humillas o incluso le insultas delante de sus amigos. Pero no es la mejor manera de actuar. Al principio sí, es normal que las emociones te invadan y que no las controles. Una separación siempre es complicada, es un mar de lágrimas, un amargo resentimiento. Todos los sentimientos negativos deben salir con las lágrimas.  Tienes que desahogarte o acabarás sumergida en una depresión. Si la persona que querías tanto te dió motivos para detestarlo, intenta hacerlo. Pero tampoco te pases. Al fin y al cabo debes pararte para empezar a vivir hoy un nuevo momento y poder recordar a tu ex sin resentimiento.

¿Quién tiene la culpa?

Una separación supone que a uno de la pareja no le satisface algo en la relación. Podéis intentar aclarar quién tiene la culpa de la ruptura durante un tiempo indefinido, pero ¿cómo es que has empezado una relación con alguien con tantos defectos?  Y si estabas enterada antes ¿por qué les hacías caso omiso? Resulta que quien tiene la culpa eres tú, ya que te has conformado con iniciar una relación con alguien así.

Algunas recomendaciones

Tras la separación lo más importante es que no te aisles, que te distraigas con otras actividades, que compartas ese sentimiento con alguien cercano que te ayude a superarlo. ¡Y respétate, respeta tus sentimientos y valórate tú misma! Es mejor que pases de tu ex, que no te arrodilles, y que no note que sufres horrorosamente por su ausencia, ya que si no, sólo conseguirás que se sienta aún más aborrecido. Si crees que existe una pequeña esperanza de uniros nuevamente, lo que tienes que hacer es mostrarte indiferente, apartando tu inevitable sufrimiento para tus momentos de intimidad. Llora todo lo que necesites y sientas, hasta que un día ya casi no lo hagas. Entonces ahí te propones metas propias e individuales.¡Ya verás cómo hasta encuentras cosas negativas que había en vuestra relación! ¡Y lo más importante es que sigas adelante con tu vida y en espera de alguien que nuevamente te descubra!

Entradas sobre el tema:

30.09.11 13:40 autor: admin
comentarios: 0
RSS ¿Te ha gustado esta entrada? Suscríbete a nuestras actualizaciones.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos, están marcados *

*


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>