Cómo educar a nuestra pareja \ Sin categoría

Cómo educar a nuestra parejaTarde o temprano casi todas las mujeres acaban enamorándose. Al principio tu pareja te parece un ideal encarnado, pero en realidad tiene sus defectos como todos. Por ejemplo puede tener mal genio. No acepta las críticas, es insolente y se enfada por cualquier motivo. Es imposible cambiar el carácter de nadie pero merece la pena probar algunas técnicas para intentar disminuir los efectos de un comportamiento así. Si no funcionan, deberías reflexionar si realmente necesitas estar al lado de una persona que te aporta sólo sentimientos y sensaciones negativos.

Crítica desagradable

Tu pareja no sabe aceptar la crítica y se lo toma todo muy a pecho. Es cierto que a nadie le gusta la crítica y mucho menos si la persona que critica es tu pareja y su opinión realmente te importa. Y al contrario nos encantan los elogios y podemos escucharlos durante horas. Recuerda esta regla cuando te comuniques con tu pareja. Intenta empezar a echarle piropos cada día. Si no hay motivo, invéntalo tu misma. No es nada difícil. Evoca algunos momentos agradables de vuestro pasado, como un ramo de flores que tu pareja te regaló hace poco. Si te comportas correctamente, recibirás otras flores esa misma tarde.

El propósito de cambiar para mejor

Actualmente los hombres suelen competir agresivamente con la mujer, les cuesta entender que la mujer colabora tanto o más que ellos. El hombre es más competitivo, sí, porque necesita sentirse fuerte, necesita saber que es capaz; la mujer no es competitiva, la mujer sólo cumple su misión y lo hace eficientemente, sin necesidad de demostrar que no es el sexo débil, sin necesidad de competir con el hombre, pero el hombre necesita constantemente demostrarse a sí mismo, demostrarle a otros y al mundo entero que sigue siendo el “sexo fuerte” lo que lo hace vivir en un constante e inagotable mundo competitivo. Si quiere serlo, no le molestes. Por el contrario, utiliza los métodos que refuerzan su autoconfianza. Déjale que piense que es el mejor , puedes compararle con los maridos de tus amigas, por ejemplo. Debe funcionar. Unas palabras de ánimo pueden hacer milagros. Muy pronto tu pareja no podrá prescindir de tu apoyo o palabras de ternura.

Independencia

A los hombres les gusta que les dejen tomar las decisiones y no se metan en sus asuntos. Es normal, ya que aprenden a ser responsables. Otra cosa es si no tienen razón y sus decisiones no tienen sentido. Algunos hombres no saben reconocer sus errores, ya que son demasiado orgullosos. En este caso hace falta aplicar una estrategia, basada en la astucia femenina. No te pongas a criticarle. Mejor alaba su iniciativa y sólo después explícale que hay mejores soluciones.

Una persona sociable

Tu pareja tiene un montón de amigos que son todos unas personas encantadoras pero te gustaría pasar más tiempo con él.  Es que a veces se olvida de ti, cuando está con sus amigos o te sacan de quicio las latas de cerveza y los paquetes de patatas fritas que están por toda tu casa. Muchas chicas que no son muy sabias arman escándalos. Y las que tienen más experiencia en estas cosas dividen a todos los amigos en 2 tipos: amigos útiles y amigos innecesarios. Es muy fácil prescindir de los del segundo tipo.

Un trato cauteloso

Siempre hace falta cuidar mucho y mimar a tu media naranja si de verdad le quieres y te preocupa su bienestar. Si es la segunda vez en dos días que se dispone ir a una discoteca es mejor que le expliques que es una mala idea, ya que será la segunda noche que no duerme. Puedes decirle que se ha puesto muy delgado en los últimos meses y parece un adolescente. Los hombres son muy aprensivos y  ten por seguro que te hará caso.

Entradas sobre el tema:

22.09.11 09:11 autor: admin
comentarios: 0
RSS ¿Te ha gustado esta entrada? Suscríbete a nuestras actualizaciones.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos, están marcados *

*


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>