Infidelidad femenina \ Sin categoría

Infidelidad femenina

Las causas de la infidelidad femenina se parecen a las de la infidelidad masculina, aunque existen algunas diferencias. Es dudoso que una mujer busque un amante por tener éste pinta de modelo o por el estatus social. La infidelidad femenina nunca surge así como así, porque la mujer no ha logrado vencer la llamada de la carne. Las mujeres, a diferencia de los hombres, no necesitan tener varias parejas sexuales, aunque actualmente tienen más razones para ser infieles que los hombres.

El motivo principal de la infidelidad

La causa principal de la infidelidad es la insatisfacción. En este caso se trata más de la insatisfacción emocional que de la sexual. No se percibe al marido o pareja como un alma gemela y la mujer intenta encontrar a alguien que la entienda y que sea su apoyo. Precisamente la permanente hambre emocional le obliga a buscar pareja aparte. Le falta atención, comunicación espiritual, trato respetuoso. La falta de comunicación, cuando su pareja no comparte con ella sus inquietudes, planes, problemas en el trabajo o gustos, la lleva a la conclusión que relacionarse con otro hombre es una manera de rescatarse.

Necesidad de admiración

Todas las mujeres necesitan que los hombres las admiren. La falta de esta sensación es la segunda causa de la infidelidad. Una necesidad así está estrechamente relacionada con la búsqueda del alma gemela. Es por eso que muchas mujeres están listas para seguir  a cualquier hombre que admire su físico, sus éxitos profesionales, sus cualidades personales.Un hombre ideal es el que subraya la esencia femenina admirándola. Al mismo tiempo el hombre no debe ser débil. Tiene que reunir el deseo de dominar y obedecer.

Infidelidad por infidelidad

La venganza es la otra causa de infidelidad femenina. Una gran cantidad de infidelidades femeninas se deben a un sentimiento de venganza por haber sido engañada o por estar siendo maltratada por su pareja. La principal causa de la infidelidad en este caso es un trauma psicológico. Es una manera inconsciente de ser resarcida del daño que ha sufrido y para ello utiliza a otro hombre para despreciar la masculinidad de su pareja y a su vez asumir una posición de fuerza frente a su dolor y a su herida.

Relaciones sexuales extrañas

La soledad obliga a las mujeres a tener unas relaciones sexuales muy extrañas. No sólo el miedo a la soledad, sino también el miedo a la intimidad pueden incitarlas a liarse con alguien poco conocido. A primera vista parece que la infidelidad provocada por el miedo a la intimidad se parece a la incapacidad de controlar los impulsos. El cambio de parejas tiene lugar porque la mujer teme tomar afecto al hombre. Es posible que la hayan dejado en el pasado. El vacío interior se compensa por cuenta de la excitación y de unas impresiones vivas. La infidelidad causada por el miedo a la soledad  puede tener lugar en caso del enfriamiento de las relaciones con su pareja estable. En este caso la mujer puede tener varias parejas a la vez.

Infidelidad ocasional

El adulterio o la infidelidad también pueden suceder por casualidad. El destino puede cambiar brúscamente a través de un encuentro inesperado. Especialmente si existe insatisfacción, rutina en la relación, si falta amor y comunicación es muy probable que la mujer se ponga a reflexionar en la posibilidad de tener un amante o incluso de separarse.

Entradas sobre el tema:

10.10.11 13:32 autor: admin
comentarios: 0
RSS ¿Te ha gustado esta entrada? Suscríbete a nuestras actualizaciones.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos, están marcados *

*


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>